jueves, 1 de febrero de 2018

HISTORIAS DE BARCELONA - 2ª PARTE

Siempre que se habla del Barrio Chino a los cronistas se les llena la boca hablando de prostitutas, travestidos, chulos y gente de mal vivir, ninguneando el submundo de la homosexualidad masculina  como si nunca hubiera existido, pues bien os voy a hablar de ello un poco

Bien es verdad que los locales hace tiempo que desaparecieron, o que nunca existieron como ahora nos los podíamos  imaginar, primero porque no estaban autorizados (Franco murió en 1975) y los homosexuales en años anteriores se reunían discretamente en locales o tabernas de gente mezclada. Esta fachada de calle Unión con Ramblas  ilustrada  por Nazario os dará una idea de lo que hablo

(ilustración de Nazario se le ve a él y a Ocaña travestido subiendo por las Ramblas)

Madame Arthur reinaba en el mundo de las varietés y así travestidos se ganaban la vida distrayendo al personal heterosexual que se los miraba con gracia e inducía a parte del mundo homosexual a querer imitarlas para ser reconocidos

Como bicho raro la personalidad del cantillanense Ocaña llamó la atención de Ventura Pons y su última exposición en nuestra ciudad consiguió mas visitantes que la antológica de Picasso, corrió el bulo o no que un familiar de los Pujol había comprado un cuadro y automáticamente se vendieron todos....

Pero los homosexuales sin apenas ramalazos lo tenían crudo y por eso solo podían reunirse para socializar en bares de ligue heterosexual venidos a menos

y estos existían y había un montón en el Barrio Chino Sur, como estos dos restaurantes pakistanís de la calle Este que antes fueron el Bar Molina (tasca sin música) y el Bar Rada con Máquina de discos

donde por un Trinarajus de fálico envase los chavales se dejaban meter mano por paletas de callosas y curtidas manos

mientras sonaban las primeras canciones de un tal Adamo o se sucumbía bajo los estertores místicos de una Piaf macarra y agonizante...

Pero la catedral del ligue era La Gran Cava, frente a la comisaría de distrito en la calle Conde del Asalto que entre chatos y patatas bravas se podían despachar unas cuantas felaciones a go-gó en el retrete, pequeño, infame y maloliente pero tremendamente activo y seguro debido a su ubicación y a la clientela (polis) que lo frecuentaba




Las pensiones eran lugar de consumación a las que se podía acceder por pocas pesetas y poco tiempo, pues la más de las veces  las habitaciones estaban ya ocupadas, así pues se accedía  con la advertencia de no tocar nada, y eso se respetaba las más de las veces, ya que en aquellas épocas los huéspedes no solían dejar nada de valor en las habitaciones cuando se ausentaban

La pensión encima del Bar Valencia era la favorita de este lado de las Ramblas  frente al Villa Rosa  por la que se podía "viajar" por los varios pisos de la misma, ya que las puertas solían estar abiertas toda la noche ... con el consiguiente trasiego de personal 

Otro de los bares importantes fue el Bar Internacional a donde acudían los pocos moros que habían en Barcelona como peones de la construcción y a los que la solución sodomítica se la traía al pairo con tal de desahogarse... 

Ahora un enorme solar se ha engullido los locales restantes...apenas sobrevive el Kentucky dedicado antaño a marines hererosexuales

Chapa de cierre del Kentucky actualizada con arte urbano

Era todo un submundo este de los bares para homosexuales masculinos, y sus Junkebox pieza clave durante las redadas, cuando la policía irrumpía en los locales, desenchufaban las máquinas de discos y bajando la chapa de la puerta ponían a todos los clientes contra la pared y entre un "tu sí o un tu no" cribaban al personal y se llevaban unos cuantos a la comisaría... 

a la comisaría de Conde del Asalto /ahora Hotel Onix (Clickar) a fregar suelos mientras se rezaba al santo de turno para salvarse de la razzia y no se lo  contaran a los padres... Era una manera de sacar beneficios al presupuesto de limpieza del local que de seguro alguien se embolsaba...
Continuará... 

12 comentarios:

  1. Que tiempos aquellos, a Madame Artur, la veía en BOCACCIO, en la calle Muntaner, allí todos los del teatro cuando salía iban a tomarse una copa.
    Un beso y buenos días querido Jordi, BFDS.
    Abrígate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, aunque no se si vale la pena recrearnos en el pasado, la vida en Barcelona no tiene nada que ver con la Barcelona de nuestra juventud....

      Eliminar
  2. Interesantísimo reportaje.
    No había visto nunca ninguna botella de esas de Trina ¡¡.
    Muy bueno eso que pongas los nombres de los bares en donde están los badulakes, porque sino no podría situarlos.
    Un abrazo.
    Muy, muy buena entrada.
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf...hay sitios que han cambiado tanto que incluso para mi no es facil ubicarlos como por ejemplo la salida del cine Barcelona por la calle Marqués de Barbará..

      Eliminar
  3. Ostras, yo he puesto una respuesta y no la veo....a ver si mi cacharro está hacienyo ya de las suyas ¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Buena entrada para seguir con la crónica de la Barcelona canalla. Y muy buena idea documentar con fotografías actuales las ubicaciones de aquellos bares.

    Creo que lo único que sobrevive de aquella época es el Nazario, que sigue viviendo en la plaza Reial.
    Hace poco pude verlo en una entrevista de televisión, y me da la impresión de que reniega algo de aquellos tiempos locos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Pues si, apenas queda nada, por eso he intentado decir algo, aunque sea con fotos que si no lo digo yo nadie sabrían ya nada de lo que fue o algun día estuvo ahí ubicado
    Referente a Nazario, lo que pasa es que ellos (me refiero a su grupo: Camila, Ocaña y poco mas ) jamas estuvieron por la lucha implicada en movimientos por la liberación homosexual como el F.A.G.C o la revolucionaria C.C.A.G. es por ello que poco pueden decir, lo que si es cierto que Las Ramblas eran una pasarela muy importante para exhibicionismos y la utilizaban los toda clase de personas. En aquellos años la lucha política estaba muy escocida, piensa que eran los años 1977-1980 y no todo el mundo quería correr delante de los "grises".Por eso no creo que "reniegue" si no que lo vivió en segundo plano, otra cosa es que durante las "redadas"les cayera algun porrazo a Ocaña, no por "gay" si no porque era un exhibicionista de mucho cuidado y formaba parte de su "curriculum" para llamar la atención sobre sus "cuadros" el ir enseñando las carnes "pudentas"
    Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, je. Algún porrazo me llevé yo en el 77. Por entonces, yo estaba en el "rollo", en el movimiento leninista de las juventudes comunistas. Y los comunistas de entonces eran bastante "moralistas laicos". No veían con buenos ojos ni a los "anarcos", ni al movimiento de liberación gay. No te lo decian claramente, pero les daba urticaria manifestarse abiertamente a su lado.

      Lo que me hizo apearme de aquella ideología, fué descubrir un dia parado ante un semáforo, a uno de los antiguos "camaradas" muy destacado del grupo pilotando un "Jaguar". De segunda o tercera mano, pero un "Jaguar".

      Ocaña y su grupo se convirtieron en un pequeña leyenda de la contracultura barcelonesa, la paradoja es que eso fué bastante tiempo después de desaparecer.

      Al menos contribuyeron a sacar a la calle y hacer visible el movimiento gay, que aún tardaría años en ser mas o menos aceptado en la sociedad civíl.

      En fin, como siempre, ningún tiempo pasado fué mejor. Tan solo, es que eramos bastante mas jóvenes.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Eso es Rodericus
      Un abrazo !!

      Eliminar
  6. Según deduzco existió un mundo , de prostitución heterosexual , homosexual o solamente de contactos sexuales o transformismo o todo lo que en esa época no se consideraba moral en un contexto de clandestinidad sumamente desarrollado en Barcelona durante el postfranquismo, todo este mundo circunscrito al Barrio Chino Un día, si no ha sucedido ya , el barrio chino dejará de existir. Pero es tozudo y se resiste. años y millones de euros de inversión lo intentan parquetemarizar como, por ejemplo, al vecino Gòtic, Pero el chino, el 08001, aunque los barceloneses vayan poco o nada, aun existe, aunque de diferente versión claro .Muy buen trabajo de investigación histórica ,datos que pocas personas conocen . Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si Vecatel, el chino ya está casi finiquitado,apenas calle Robadors y poco mas, ya no hay salas de varietés ni prostitución masculina, aunque algo se rasca con los pakistanís que tanto les dá montarse una cabra que un culo peludo....Ya ni el café de la ópera con sus ligues entre actos del Liceo funciona...es así, todo se ha desplazado hacia el mar de los Sargazos que es el Gaixample donde operan Consellers y Diputados y donde la amplitud de las calles favorecen el anonimato. Un abrazo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...